fbpx

Comida típica que debes probar si visitas Francia.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

La gastronomía francesa es reconocida mundialmente como una de las mejores. Se ha desarrollado bajo la influencia de otras culturas, lo que le permite ser considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Así que te compartimos una lista de platillos típicos que debes probar si vienes a Francia:

1. Crepas. Esta deliciosa comida viene de la región de Bretaña, pero también las puedes encontrar en el resto de Francia. Las mejores son las que encuentras en los restaurantes dedicados exclusivamente a hacer crepas. Es toda una experiencia a la francesa. La tradición es degustar como plato fuerte una crepa salada acompañada de cidra, y por supuesto una crepa dulce de postre, una comida completa a un buen precio. 

2. Caracoles (escargots). Una de los aperitivos franceses más famosos y que causan controversia en el mundo y aunque los franceses no los comen con mucha frecuencia, vale la pena probarlos al menos una vez en la vida. Si no te agrada la idea, podemos decirte que es como si estuvieras comiendo un champignon cocido, muy bien condimentado con perejil y mantequilla. Así no suena tan mal, ¿verdad?.

3. Pato. Es un platillo típico de la gastronomía francesa, si tienes la oportunidad de probarlo, ¡hazlo! Lo puedes encontrar en los restaurantes con distintos nombres: cuisse de canard (pierna de pato), confit de canard (pierna de pato confitada) o magret de canard (pechuga de pato). Todas las opciones son deliciosas.

4. Sopa de cebolla (soupe à l’oignon). Quizás la sopa más famosa del mundo. Es una sopa a base de cebolla con queso gratinado y pan. Al ser un platillo sencillo pero delicioso, lo puedes encontrar como entrada en casi todos los restaurantes franceses.

5. Raclette. En sí la raclette es el nombre de un queso, pero al ser el ingrediente estrella del platillo, éste lleva su nombre. La raclette para los franceses es como el asado para los argentinos o la paella para los españoles. Comer este platillo es toda una experiencia. Papas hervidas, carnes frías y verduras bañadas en delicioso queso derretido al instante, te hará cuestionarte ¿por qué no lo había comido antes?

6. Fondue. La combinación perfecta de quesos con vino blanco a fuego lento, es el platillo insuperable para los enamorados.

7. Boeuf bourguignon. Sin duda es uno de nuestros favoritos. Consiste en un estofado de carne, verduras, con salsa de vino tinto y especias, cocinado por horas. Un platillo que comenzó siendo para los obreros y hoy en día puede llegar a ser de lo más gourmet.

8. Coq au vin (gallo al vino). Este plato es muy similar al Boeuf bourguignon, la diferencia es que este plato sustituye la carne por pollo y en algunas ocasiones se le agrega cognac. También es un plato delicioso que vale la pena probar.

9. Flammekueche. A pesar del nombre tan raro, es deliciosa. Es una especie de pizza muy fina pero sin salsa de tomate. Hay de distintos ingredientes, pero la tradicional es de cebolla, crema y tocino. Tenemos un video donde te mostramos cómo son, por si te animas a probarlas.

10. Hachis Parmentier de Boeuf. Es un platillo muy común que consiste en una base carne de res molida con puré de papa por encima. Algunos lugares sustituyen la carne de res (boeuf) por carne de pato (canard), de conejo (lapin) o incluso alguna carne exótica como de jabalí (sanglier).

11. Cassoulet. Es un plato típico del sur de Francia, consiste en frijoles o alubias sazonadas junto con trozos de carne, tradicionalmente se sirve en un plato de barro.

12. Foie gras (hígado graso). Es una especialidad francesa y es simplemente el hígado graso de los patos. Esta comida es más bien un aperitivo y sobretodo típico de Navidad, pero al ser tradicional, lo encuentras durante todo el año. En los restaurantes a veces lo sirven con un poco de pan y mermelada de higo. Pruébalo solo, con pan, con pan y mermelada, de esta forma podrás apreciar su sabor en distintas facetas.

13. Pot a feu. En México diríamos que es un caldo de carne. Se cuecen pedazos de carne en una olla por largo tiempo junto con verduras, al final se tiene un caldo delicioso acompañado de verduras suaves.

14. Tartiflette. Es una mezcla de papas, queso cremoso, tocino y cebolla. Para completar el plato se gratina todo y el resultado es espectacular.

15. Blanquette de veau (blanqueado de ternera). Consiste en carne de ternera marinada con vino blanco cocida en una olla junto con zanahoria, puero, cebolla, champiñones y al final se le agrega crema y mantequilla. Todo esto lo convierte en un delicioso estofado blanco, de ahí su nombre.

16. Choucroutte. Se obtiene a base de la fermentación del repollo o coliflor y se acompaña con papas hervidas, salchichas, jamón y otras carnes frías.

17. Quiche. Es la tarta salada más famosa de toda Francia. La tradicional es la Quiche Lorraine, incluye huevos, crema, tocino y cebolla. También existe variaciones con toda clase de ingredientes, salmón, calabaza, espinacas, etc.

18. Ratatouille. Es el platillo que Disney popularizó gracias a la película animada. Nosotros hemos visto que se sirve como acompañante del plato fuerte, y por ser tan sencillo, es el preferido de grandes y pequeños.

19. Ancas de Rana (cuisses de grenouille). Un platillo exótico para quienes somos extranjeros pero bastante común entre los franceses. La verdad nosotros no las hemos probado pero quisimos incluirlas en la lista por si te animas a vivir la experiencia.

20.Agneau de pré salé (Cordero de pastura salada). Este platillo es muy típico si vas al Monte San Michel. El atractivo de este platillo es que se prepara con el cordero que se alimenta de las posturas saladas por lo que no es necesario agregarle sal a la carne.

21. Omelette. Aún cuando el omelette lo puedes encontrar en toda Francia, si visitas el Monte San Michel, debes probarlo ahí. La forma de prepararlo es única y el resultado es un omelette delicioso, con una textura esponjosa casi como un mousse.

También te recomendamos dos platillos que no son propiamente franceses, son de influencia árabe pero los encuentras en Francia y son muy ricos:

22. Couscous Royal. Tiene sus orígenes en África, y gracias a las familias argelinas en Francia, no tardó en integrarse a la cocina francesa. La base de este platillo es sémola de trigo y encima le ponen un caldo con verduras (zanahoria, berenjena, calabaza, etc.), garbanzos y carne (pollo, salchicha, cordero)

23. Kebab. Si nunca lo has probado o viajas de mochilazo, esta especialidad turca la puedes probar en muchas partes de Paris. Es la opción buena, bonita, barata y llenadora. Hace tiempo hicimos un video donde mostramos cómo son los kebabs.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Quizás te pueda interesar: